Nuestro patio

Al lado del comedor hay unas vistas relajantes y sólo se escuchan los cantos de los pájaros que pasan por fuera y el suave sonido de las hojas empujadas por el viento. Se trata de nuestro patio exterior, de unos 600 metros cuadrados, y con una enorme falsa pimienta y unas moreras preciosas que nos regalan muchas horas de sombra durante el verano. 

 

A fuera tenemos dos carpas con mesas y sillas para comer al aire libre, jugar a cartas o pasar un buen rato de ocio. También hay una barbacoa para el uso de los clientes y, para la diversión de los más pequeños, un parque infantil de madera muy bonito con trampolín y columpio. También hay una mesa de ping pong para animar nuestros ratos de ocio.

 

Si venís a comer podéis contemplar, desde dentro del comedor, como juegan vuestros hijos al patio sin tener que padecer ya que este está todo cerrado y los niños no pueden salir del espacio. Tenemos una gran ventana puerta corredera que comunica el comedor con el patio y podemos controlarlo todo si tener que movernos de la silla. 

 

El patio también se usa para fiestas de celebraciones como aniversarios, talleres, horticultura, etc. y es un gran atractivo para nuestro establecimiento y todos los que nos visitan.