Así son nuestros animales del albergue!

Detrás del albergue, a unos 100 metros, tenemos una finca privada donde está la pista de pádel y nuestra granja escuela con nuestros animales. Un espacio todo llano, verde, rodeado de fincas de naranjos y con un clima de naturaleza plena y río.

En nuestra granja tenemos aves, gallinas, burros, etc. una buena muestra que encanta tanto a pequeños y mayores. Es ideal tanto para aprender haciendo talleres de colonias (darles comida, peinarlos, asearlos y aprender las tareas diarias) como para grupos de familias que quieren conocerlos y hacerles una visita de un día.

 

 

 
A lo que las aves se refiere, tenemos dos voladeros donde las aves habitan felizmente y en plenitud. Encontramos pericos, diamantes de tres variedades: Gould, mandarinos y pingüinos; y también isabelitas del Japón. Nos dedicamos a su cría y, por lo tanto, hacemos un registro constante de control sobre ellos (anotaciones sobre alimentación, desparasitaciones, nidos, crías...). Nos podéis ayudar en todo esto, nosotros estaremos encantados! 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Además, también tenemos un espacio enorme (se puede entrar a pie tranquilamente y pasearse) donde están las pequeñas codornices, los patos, gallinas de Guinea con su precioso pelaje, la gallina Auracana de los famosos huevos azules; las gallinas blancas y marrones, etc. Viven en un cerrado muy amplio protegido de la lluvia y el viento y tienen una pared con un agujero para acceder al exterior donde tienen su piscina de agua que se renueva constantemente para tomar el baño y beber. A fuera también salen para tomar el sol y disfrutar de una buena dosis de vitamina D. 
 
 
En este espacio, podemos hacer tareas de limpieza, dar de comer, recoger y clasificar huevos... Haremos una sesión explicativa de las características de cada animal, procedencia, necesidades... Tenemos un huerto natural al lado mismo de la granja y del cual podremos coger verdura variada y fresca (lechuga, col, calabazas...) para darles de comer y enriquecer su dieta. 
 
 
 
 
 
 
Además, también  tenemos crías de cabra, que demuestran mucha debilidad y afecto por los niños y se dejan acariaciar, coger en brazos, mimar... son como niños pequeños, una pasada! 
 
 
 
 
 
Y como no podía ser menos, lo bueno queda para el final... nuestros burritos!!! Catalino, su mujer Princesa y la hija de ambos, Muffin (Madalena), son los reies de la finca. Son muy mansos, sobre todo Catalino, que disfruta mucho de la compañía de la gente y va siempre detrás de nosotros. Con ellos podemos aprender sobre la doma natural con la ayuda de un experto, en un picadero redondo donde el animal irá dando vueltas y parará según nuestras órdenes y lo llamaremos para que venga y lo acariciemos. No nos subiremos encima de ellos, lo haremos todo desde el suelo, es un taller ideal para niños y resulta muy apasionante. Es una actividad 100% segura y todos los alumnos y maestros podrán estar observándolo desde fuera. Con Catalino, además, podremos salir a pasear por el pueblo y la orilla del río y lo llevaremos con su ramal.