La delicia del verano

Las piscinas municipales están detrás del albergue, a cinco minutos a pie, junto al pabellón deportivo y el casal municipal cubierto.

 

 

Son dos piscinas preciosas, una pequeña donde el agua te llega por las rodillas y otra de olímpica. Rodeadas de césped, encontramos sitios donde resguardarnos del sol y parasoles, duchas y lavabos, bar (bebidas frescas, helados, etc.) y un socorrista. Hay una área con mesas y sillas bajo cubierto para las personas que acompañen a los bañistas pero que no se quieren bañar.

Son piscinas 100% seguras, que pasan todas las inspecciones de sanidad, y que cumplen con toda la normativa. Además, el socorrista está presente todo el día y esto da mucha tranquilidad a todos los grupos que van.

Como se trata de unas piscinas municipales de pueblo, la entrada es muy económica y es de 1'5 euro por persona y día. También hay bonos que salen a cuenta si se trata de distintos días. Si se trata de colonias de educación especial, los monitores acompañantes, aunque se bañen, no pagan entrada.

La verdad es que estas piscinas son, sin duda, la delicia de los grupos que vienen al albergue ya que están muy bien y son muy tranquilas, hay poca afluencia de gente y terminan siendo como unas piscinas privadas para los grupos que van.

Els comentaris estan tancats.